SevillaGuia
 
Cruceros por el rio

Turístico (1 hora)

Para celebraciones

Romántico (nocturno)

Para grupos escolares

A Sanlúcar Barrameda

Para mayores 65 años

Actividades

Espectáculo Flamenco

Bus turístico

Visitas guiadas

Vuelo en globo

Museo baile flamenco

Torre de Perdigones

Audioguía con GPS

Rutas

Tour en cuadriciclo

Tour bici + audio guía

Alquiler de bicicletas

Rutas en bicicleta

Tour coche en eléctrico

Tour en segway

Ferrocarril del Alamillo

Comer y copas

Restaurantes

Bares de tapas

Bares de copas

Discotecas

Teterías

Salón celebraciones

Alojarse y Viajar

Hoteles

Viajes a Marruecos

Alquiler de coche

Campamentos

Consulados

Casas Regionales

Enlaces de turismo

Cultura

Historia de Sevilla

Monumentos

Museos

Puentes

Iglesias y conventos

Parques

Plazas

Cocina sevillana

Celebraciones

Semana Santa

Feria de Abril

Corpus Christi

Navidad Belenes

Navidad Reyes Magos

Virgen de los Reyes

Velá de Santa Ana

San Fernando

Arte y Espectáculo

Cine

Teatro

Exposiciones

Toros

Palacio de Congresos

Festivales

Espacios culturales

Hipódromo

Comunicación

Aeropuerto

Tren

Bus Urbano

Bus Interurbano

Taxi

Metro

Metro centro

Puerto

Carril bici

Medios

Televisión

Radio

Prensa

Centros públicos

Oficinas de correos

Bibliotecas

Centros cívicos

Distritos

Archivos

Registros

Colegios Oficiales

Universidades

Facultades Universit.

Escuelas Universit.

Oficinas de empleo

Servicios

Teléfonos de interés

Residencia estudiante

Comisarías de Policía

Campos de golf

Piscinas

Peñas flamencas

Casino

Polígonos Industriales

Consumidor

Baños Arabes

Centros deportivos

Punto limpio

Salud

Farmacias de guardia

Centros de Salud

C. Especialid. Médicas

Hospitales

Infantil y fiestas

Fiestas infantiles

Canguros

Animadores

Boys

Organizaciones

ONG

Fundaciones

Adopción de animales

Compras

Centros comerciales

Mercadillos

Libros

Souvenirs

Flores

Estación de Santa JustaSevilla, a orillas del Guadalquivir se levanta esta hermosa ciudad, cuyos orígenes la sumergen en lo desconocido. Quizás tres mil años atrás nos situarían en el nacimiento de esta vieja urbe.

Desde tartessos hasta nuestros días Sevilla ha sido romana, visigoda, musulmana y cristiana, así como un importante punto de confluencia de rutas marítimas y terrestres.

Denominada Hispalis por los romanos e Isbiliya por los musulmanes, presenta hermosos testimonios de ambas culturas.

Con el descubrimiento del Nuevo Mundo Sevilla se convierte en el puerto de salida y llegada de las naves que se aventuraban a la exploración y colonización de estas nuevas tierras, alcanzando con ello una importante economía mercantil.

En la actualidad es una bella ciudad al sur de la Península Ibérica, distinguida por su privilegiado clima, el carácter acogedor de sus gentes, sus reconocidas Semana Santa y Feria, y por ser el santuario de la tauromaquia

Orígenes Tartessos:

Confundiendo Mitología e Historia el origen de Sevilla se remonta al pueblo Tartesso cuyo nombre proviene del que recibía entonces el río Guadalquivir (Tarssis).
Esta tesis es apoyada por los hallazgos arqueológicos que datarían del siglo VIII a.c. Un exponente de estos hallazgos es el fabuloso tesoro denominado de "El Carambolo" que contiene piezas de oro macizo, este elemento podría ser parte de una coraza.
Incluso en la Biblia, se hace mención a este enclave, cuando el Rey Salomón mandaba sus naves en busca del oro de Tarssis para la construcción de su templo.
Por todo esto, se piensa que su esplendor era conocido a lo largo de todo el Mediterráneo, ya que incluso naves griegas y fenicias vendrían también en busca de sus metales.
Nada se conoce sobre la causa de la desaparición de este Pueblo, tras los que llegaron diferentes culturas: turdetana, ibérica y púnica.

Época Romana:

Otra etapa esplendorosa fue la romana. Tras vencer a los cartagineses que dominaban la ciudad (año 206 a.c.), con Escipión el africano, Roma llegó a Sevilla, convirtiendo a ésta en una gran urbe.

En esta época la ciudad llevó el nombre de Hispalis. Esta urbe era utilizada fundamentalmente por los romanos como capital mercantil. Se construyó una colonia residencial a las afueras para la aristocracia romana denominada Itálica, donde llegaron a nacer dos importantes emperadores romanos: Trajano y Adriano.

Según la Mitología fue Hércules quien le marcó a Julio Cesar la ubicación de la ciudad, siendo refundada por éste último en el año 45 a.c.

Época Visigoda:

Corría el año 426 cuando Sevilla fue tomada por Gunderico, dirigente vándalo. Sucedieron en esta época varias invasiones que finalizaron con la llegada de los Visigodos. Leovigildo y posteriormente su hijo Recaredo reinarían como grandes reyes visigodos.

Durante esta época, un poca oscura, Sevilla destaca como centro cultural gracias a la figura de San Isidoro nacido en esta ciudad en el año 560. Escribió "Las Etimologías", enciclopedia del saber de la época. San Isidoro es una de las figuras que aparecen en el escudo de la ciudad.

Época Musulmana:

En el año 712 de nuestra era, Muza conquistó Sevilla, comenzando así la época musulmana que se extendería a lo largo de cinco siglos. Los musulmanes denominaron Isbiliya a esta ciudad, de aquí deriva su nombre actual.

Aunque dependiendo del Califato de Córdoba, Sevilla se convirtió en esta época la ciudad más importante de Al-Andalus. Fue de nuevo foco de riqueza cultural y capital de los reinos de Taifas de la mano del Rey Almutamid el poeta.

Después llegarían los almorávides y almohades, nuevos señores de Al-Andalus que dan a la ciudad la fisonomía básica del casco histórico que aún conserva. De esta época datan la construcción de la Giralda, Torre del Oro y Alcázar, monumentos emblemáticos de la ciudad.

Época Cristiana:

En el año 1248, después de 15 meses de asedio el rey Fernando III consiguió la rendición de los musulmanes de la ciudad de Sevilla.

En poco tiempo se expulsa a la población musulmana y el solar es repartido entre los conquistadores. Se le da una nueva demarcación urbana en diferentes distritos, siempre alrededor de sus respectivas parroquias (muchas de ellas mezquitas reconvertidas). La mezquita mayor sería derribada para construir la catedral.

El rey Fernando III el santo se instala en la ciudad hasta su muerte. Le sucede su hijo Alfonso X el sabio, quien compone gran parte de sus crónicas desde los alcázares y al que se le debe el lema de la ciudad NO&DO.

Durante la época posterior a la conquista de la ciudad hubo un gran asentamiento de población judía, aunque no fueron bien tratados (terminaron expulsados o convertidos al cristianismo). El barrio de Santa Cruz fue el gran enclave judío.

En estos tiempos otros reyes (como Pedro I) escogieron a Sevilla como su residencia habitual. También desde Sevilla se planificó el final de la reconquista.

Edad Moderna:

Tras el descubrimiento de América, Colón llega a los muelles de Sevilla, donde anuncia su gran proeza. En estos muelles se organizarán las distintas flotas que proseguirán con la exploración de las nuevas tierras.

En el S.XVI Sevilla era el principal puerto de comercio con Inglaterra, Italia y Flandes. Constituyéndose el monopolio del enlace con América y fundándose la Casa de Contratación (Archivo de Indias). Por todo esto, Sevilla tuvo un importante crecimiento económico y demográfico que la convirtió en la ciudad más grande de España.

En Sevilla se congregaron gentes de todas las clases sociales y nacionalidades destacando por su importancia los mercaderes.

Fue Sevilla también el marco para la boda de Carlos V.

Durante esta etapa se construyeron muchas casas palacio, el Hospital de las Cinco Llagas (actual sede del Parlamento de Andalucía) y se finalizó la construcción de la Catedral. Pasaron por la ciudad grandes figuras del arte, como Cervantes, Garcilaso, Lope de Vega... y también fue cuna de importantes artistas como Murillo, Velázquez y Zurbarán.

Siglo XVII El Declive:

Toda la opulencia que trajo el descubrimiento de América tuvo su fin con la crisis económica que afectó a toda Europa y el traslado de la Casa de Contratación a Cádiz que motivó el desvío del comercio a esta ciudad.

Esta época distingue a Sevilla como "ciudad convento" con un total de 73 monasterios de diferentes órdenes, tanto masculinos como femeninos. Es en este siglo cuando se instituye la carrera oficial de las hermandades de pasión con lo que nace la Semana Santa.

Posteriormente, en el siglo XVIII se construyó la fábrica de tabacos (actual sede de la Universidad) y la Plaza de Toros de la Real Maestranza.

En el siglo XIX llega el ferrocarril a Sevilla.

Siglo XX:

Comienza este siglo con la preparación de la Exposición Universal de 1929. Este evento nos deja la construcción de la Plaza de España y el Parque de María Luisa. A partir de aquí la ciudad comienza una remodelación de su infraestructura para modernizar y mejorar la comunicación: red de tranvías, canalización del río y construcción del aeropuerto.

Tras el paréntesis de la guerra civil (1936-1939), en los años 60 la ciudad se expande hacia las afueras en diferentes barrios y continúa su modernización. En el año 1992 con motivo de la Exposición Universal se pone en marcha un plan de mejora que permite la construcción de nuevos puentes sobre el rio, ampliación y construcción de avenidas y el enlace entre Madrid - Sevilla con el tren de alta velocidad.

 

 

       
   
SevillaGuia. Turismo, ocio y servicios de Sevilla. © prodins sl